pixel fb camp
telefono Lunes a Viernes
8 am a 21 pm

contacto

contacto
¿Necesitas ayuda?

¿Cómo volver a trabajar tranquila tras el postnatal?

SaludFamiliaArtículo9 de marzo de 2020

Ha llegado el momento de, por primera vez, separarte de tu hijo tras su nacimiento. En Chilena Consolidada, queremos darte apoyo y algunos tips para hacer menos traumático el proceso.

Share this

Nadie dijo que iba a ser fácil y, probablemente, no lo sea. Cuando se acerca la fecha de tu regreso al trabajo tras tu periodo de post natal, la ansiedad se hace presente, y comienzan miles de dudas y aprensiones como “¿estará mi hijo mejor cuidado en una sala cuna o con alguien en casa?”, “¿mi hijo resentirá que no estoy?”, “¿La gente me juzgará por dejarlo mientras trabajo?”, o “¿podré yo soportar esta separación?”, por nombrar solo algunos temas típicos que preocupan a las nuevas madres.

Primero que todo, tranquila. No eres ni la primera ni la última que tiene esas preocupaciones, y nadie tiene derecho a juzgarte en tu estilo de maternidad, porque nadie más que tú sabe cuáles son tus necesidades económicas, o tu estilo personal. Quizás a ti te apasiona tu trabajo y te mueres de ganas de volver. O quizás no es para tanto, pero necesitas el ingreso para mantenerte a ti y a tu nuevo retoño. Así que, primer consejo: Que no te importe qué dirán los demás respecto a tus decisiones. Tú eres la mamá y sabes lo que es mejor para tu hijo/a.

Comencemos con aspectos prácticos: ¿Qué beneficios tienes como madre que vuelve a trabajar después de tener un hijo?

Primera cosa: por ley, si la empresa en que trabajas tiene 20 o más trabajadores, tu empleador debe darte la opción de optar por una sala cuna para tus hijos menores de dos años, proporcionando una sala cuna anexa a tu lugar de trabajo o pagando directamente a una sala cuna en la misma zona geográfica donde trabajas.

Por otro lado, de acuerdo al inciso 1º del artículo 206 del Código del Trabajo, tienes legalmente el derecho de disponer de 1 hora libre diaria destinada a la alimentación de tus hijos menores de dos años. Este derecho puede ser tomado por cualquiera de los dos progenitores (padre o madre) y puede tomarse en medio del día (por ejemplo, tomándote un rato para ir a amamantar a tu bebé en medio del día); o al principio o final de él (posponiendo tu horario de entrada o adelantando tu horario de salida). Muchas empresas, además, cuentan con beneficios de flexibilidad horaria para padres o madres que vuelven a trabajar, puedan compatibilizar esto con su nueva labor de padres.

Dado esto, el primer paso para sentirte más tranquila respecto a la separación y con quién vas a dejar a tu hijo cuando vuelvas al trabajo, es que comiences a estudiar este tema desde mucho antes de que vaya a terminar tu post natal. Lo ideal es que conozcas qué sala cuna ofrece tu empleador, para que puedas conocer quiénes trabajan ahí y ver si te gusta como opción para dejar a tu hijo/a. En caso de que optes por cuidado en casa, también es recomendable que contrates a la persona que vas a dejar a cargo antes, para conocerla, entrar en confianza, y transmitirle qué tipo de cuidados quieres que le dé a tu guagua. Si estás en pareja, apóyate en ella para recorrer juntos este proceso y sentirte acompañada.

El segundo paso para apoyar tu tranquilidad a la vuelta al trabajo, es que recurras a tu red de apoyo. Hay un antiguo dicho que dice que se necesita una aldea para criar a un niño. Hoy en día, quizás no vamos a disponer de toda una aldea que nos ayude, pero sí podemos recurrir a nuestras redes cercanas: papás, hermanos y amigos pueden ser tus mejores aliados en la vuelta al trabajo, apoyándote a acompañar a tu pequeño cuando no estás, llevarlo y traerlo de la sala cuna, apoyar en caso de que haya una emergencia, etc.

Para terminar, relájate y retoma con calma tus funciones. No te estreses porque no estés 100% al tanto de todo cuando vuelvas al trabajo ¡Es normal! Han pasado varios meses. Apóyate en tu jefatura y compañeros de trabajo para ponerte al día.

Recuerda, no estás sola en tu maternidad y si bien es un camino nuevo e incierto, cada día es un nuevo paso con el que irás aprendiendo a manejar cada vez mejor las cosas.

Y como sabemos que el futuro de tu hijo es lo que más te preocupa en esta etapa de tu vida, te invitamos a darte una vuelta por nuestra sección de Seguros de vida con ahorro, especialmente diseñados para resguardar el futuro de tus hijos ante cualquier eventualidad. 

Zurich no asume ninguna responsabilidad por los comentarios y/o recomendaciones aquí contenidos, su utilización o consideración son de exclusiva responsabilidad del lector.