pixel fb camp
telefono Lunes a Viernes
8 am a 21 pm

contacto

contacto
¿Necesitas ayuda?

Los beneficios del auto eléctrico en la era de la movilidad sostenible

AutoArtículo4 de julio de 2023

En la era de la movilidad sostenible, los vehículos eléctricos se están convirtiendo en una opción cada vez más atractiva para los conductores conscientes del medio ambiente. En este artículo destacaremos los beneficios clave de los autos eléctricos en términos de sostenibilidad y su contribución a la reducción de emisiones y la protección del medio ambiente.

Share this
foto-blog-auto-electrico

¿Qué es la electromovilidad?

La electromovilidad se refiere al uso de vehículos eléctricos que utilizan motores eléctricos en lugar de motores de combustión interna para propulsarse. Estos vehículos obtienen su energía de baterías recargables, lo que los hace más eficientes y menos dependientes de los combustibles fósiles.

Actualmente la electromovilidad muestra un crecimiento significativo en todo el mundo. A medida que aumenta la conciencia sobre los efectos del cambio climático y la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los gobiernos y las empresas están impulsando la adopción de vehículos eléctricos.

6 beneficios del auto eléctrico en el medio ambiente

La electromovilidad ofrece varios beneficios significativos en términos de impacto ambiental en comparación con los vehículos de combustión interna. Aquí hay algunos de ellos:

  1. Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero: Los vehículos eléctricos no emiten gases de escape contaminantes, como el dióxido de carbono (CO2) y los óxidos de nitrógeno (NOx). Esto ayuda a reducir la huella de carbono y disminuir la contribución al cambio climático.
  2. Mejora de la calidad del aire: Al no tener tubo de escape, los vehículos eléctricos no emiten contaminantes locales, como monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas finas. Esto tiene un impacto positivo en la calidad del aire en áreas urbanas, donde la contaminación del aire es un problema significativo para la salud pública.
  3. Menor contaminación acústica: Los vehículos eléctricos son más silenciosos que los vehículos de combustión interna, ya que no tienen un motor de combustión ruidoso. Esto puede ayudar a reducir la contaminación acústica en las ciudades y mejorar el bienestar de las personas.
  4. Uso más eficiente de la energía: Los vehículos eléctricos tienen una mayor eficiencia energética en comparación con los vehículos de combustión interna. Esto se debe a que los motores eléctricos son mucho más eficientes en la conversión de energía en movimiento, mientras que los motores de combustión interna desperdician una cantidad significativa de energía en forma de calor residual.
  5. Fomento de fuentes de energía renovable: A medida que aumenta la demanda de vehículos eléctricos, existe un mayor incentivo para desarrollar fuentes de energía renovable, como la energía solar y eólica, para alimentar estos vehículos. Esto contribuye a la transición hacia un sistema energético más limpio y sostenible en general.
  6. Reducción de la dependencia de los combustibles fósiles: Los vehículos eléctricos dependen de la electricidad como fuente de energía, lo que reduce la dependencia de los combustibles fósiles. Al disminuir la necesidad de combustibles derivados del petróleo, se puede mejorar la seguridad energética y reducir la volatilidad de los precios del petróleo.

¿Cuáles son los desafíos y perspectivas futuras de la electromovilidad?

Actualmente, nuestro país continúa impulsando aceleradamente la creación de una matriz energética 100% descarbonizada para 2040, así como el uso generalizado de vehículos eléctricos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el futuro.

Uno de los desarrollos más recientes en materia de descarbonización energética es la recientemente aprobada Ley de Almacenamiento de Energía, que promueve una mayor participación de las energías renovables en la matriz eléctrica nacional. En concreto, la normativa permite que los sistemas de almacenamiento de energía limpia (no conectados a centrales eléctricas) generen ingresos de energía y electricidad en el mercado de generación del sistema eléctrico nacional.

También promueve el desarrollo de proyectos de almacenamiento utilizando diferentes tecnologías (baterías, aire comprimido, etc.) y maximiza la integración de diferentes fuentes de energía renovables como la solar y la eólica.

Las perspectivas futuras de la electromovilidad son prometedoras y se espera que continúe creciendo y evolucionando en los próximos años. Algunas de las perspectivas clave incluyen:

  1. Mayor adopción masiva: Se espera que la adopción de vehículos eléctricos aumente significativamente en todo el mundo. Esto se debe a la creciente conciencia sobre el cambio climático, la mejora de la tecnología de las baterías, la disminución de los costos de producción y las políticas gubernamentales que fomentan la transición hacia la movilidad eléctrica.
  2. Avances en tecnología de baterías: La tecnología de las baterías seguirá avanzando, permitiendo una mayor capacidad de almacenamiento de energía, mayor autonomía y tiempos de carga más rápidos. Se están investigando y desarrollando nuevos tipos de baterías, como las baterías de estado sólido, que podrían revolucionar aún más la electromovilidad.
  3. Expansión de la infraestructura de carga: La infraestructura de carga seguirá expandiéndose para satisfacer la creciente demanda de vehículos eléctricos. Se espera que haya una mayor instalación de estaciones de carga rápida en áreas urbanas, estaciones de carga en hogares y lugares de trabajo, así como un aumento en la integración de la carga en la infraestructura pública, como estacionamientos y vías públicas.
  4. Electrificación del transporte público: La electromovilidad en el transporte público seguirá creciendo. Se espera que los autobuses eléctricos sean cada vez más comunes, así como la electrificación de flotas de taxis y servicios de viajes compartidos. La transición hacia vehículos eléctricos en el transporte público puede tener un impacto significativo en la reducción de emisiones y la mejora de la calidad del aire en áreas urbanas.
  5. Integración de energías renovables: La electromovilidad se vinculará cada vez más con fuentes de energía renovable. La combinación de vehículos eléctricos y energías renovables, como la energía solar y eólica, permitirá una movilidad más limpia y sostenible, reduciendo aún más las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de los combustibles fósiles.
  6. Desarrollo de vehículos autónomos eléctricos: Se espera que los vehículos autónomos eléctricos desempeñen un papel importante en el futuro de la electromovilidad. La combinación de la conducción autónoma y la propulsión eléctrica tiene el potencial de mejorar la eficiencia del transporte, la seguridad vial y la experiencia del usuario.

En conclusión, los vehículos eléctricos ofrecen beneficios significativos en términos de sostenibilidad y protección del medio ambiente. La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora de la calidad del aire, la eficiencia energética y la necesidad de una infraestructura de carga adecuada son elementos clave que respaldan la transición hacia una movilidad más sostenible y limpia en la era actual.

Zurich no asume ninguna responsabilidad por los comentarios y/o recomendaciones aquí contenidos, su utilización o consideración son de exclusiva responsabilidad del lector.