telefono Lunes a Viernes
8 am a 21 pm
preguntas frecuentes
mail
whatsapp

contacto

contacto
¿Necesitas ayuda?

Los virus respiratorios que más circulan en Chile: ¿Cómo prevenirlos?

Salud | Prevención | 18 de abril de 2024

A medida que la temporada invernal se acerca, se produce un cambio en las condiciones climáticas y, con ello, una creciente preocupación por la salud. Los resfríos y gripes se convierten en las patologías más comunes durante esta época, pero no son las únicas.

Para que puedas mantener a raya esos molestos bichitos, hemos preparado una guía práctica que te será de gran ayuda durante esta temporada ¡No te la pierdas!

El salir de casa y exponernos a cambios climáticos es una parte inevitable de nuestra rutina diaria, pero también constituye una oportunidad para la propagación de virus y bacterias. La verdad es que cuando estornudamos, tosemos o simplemente hablamos, los gérmenes pueden dispersarse más rápido de lo que imaginamos. Y esto también afecta los riesgos de contagio, especialmente en lugares donde conviven personas de todas las edades. Sigue leyendo para descubrir cómo identificar los virus más comunes y las medidas que puedes tomar para protegerte a ti y a los tuyos.

 

¿Cuáles son los virus respiratorios más comunes en Chile?

1. Gripe: es común que aparezca durante el otoño e invierno, siendo mayormente causada por el virus de la influenza. Sus síntomas son parecidos a los de un resfrío común, incluyendo congestión nasal y tos. Sin embargo, la gripe puede provocar otros síntomas como fiebre alta, dolores musculares y fatiga intensa.

2. Resfriado común: es originado por diversos virus respiratorios, provocando inflamación en la garganta y la zona nasal. Entre sus síntomas más frecuentes están la congestión nasal, la secreción nasal y la irritación ocular. En algunos casos también puede presentarse fiebre, pero es de menor intensidad que una gripe.

3. Virus Sincicial: es un agente viral que causa una enfermedad común, pero afecta especialmente a lactantes y niños pequeños. Inicialmente, se presenta como un cuadro benigno, con síntomas como fiebre leve y congestión nasal. No obstante, es esencial presentar atención a estos síntomas para garantizar un tratamiento oportuno y evitar su evolución.

4. Adenovirus: se propaga fácilmente a través del contacto directo con personas infectadas o superficies contaminadas. Las personas más susceptibles al contagio son menores de 15 años, muchos de los cuales son asintomáticos, es decir, no muestran síntomas evidentes de la infección. En aquellos casos donde el sistema inmunológico está más vulnerable, los síntomas pueden ser fiebre, conjuntivitis, amigdalitis y molestias estomacales.

5. Coronavirus: este virus suele estar presente todo el año, pero su incidencia puede aumentar en época de invierno. Causa una variedad de síntomas que pueden similares a los de un resfriado común, como fiebre, tos, congestión nasal y fatiga. Si bien algunos coronavirus pueden causar enfermedades leves, otros pueden provocar enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio agudo o el síndrome respiratorio agudo grave 2 (Sars-Cov-2), responsable del Covid-19.

foto

 

¿Qué medidas puedo tomar para prevenir?

1. Lavado de manos frecuente: esto es importante sobre todo después de tocar superficies u objetos que pueden estar contaminados. Por lo mismo, lávate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de toser, estornudar, usar el baño y antes de comer.

2. Vacunarse: es una de las medidas más efectivas para evitar el contagio por resfriado. Las vacunas ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y reducir significativamente las posibilidades de contraer alguna enfermedad.

3. Uso de desinfectantes de manos: si no hay agua y jabón disponibles, el uso de desinfectante de manos se convierte en una alternativa eficaz para mantener una higiene adecuada. Se recomienda utilizar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol, ya que esto ha demostrado ser efectivo para eliminar los gérmenes y reducir el riesgo de infecciones.

4. Evitar tocarse la cara: trata de no tocarte la cara, especialmente los ojos, la nariz y boca, ya que estas áreas son vulnerables a la entrada de virus, ya que proporcionan un acceso directo a las membranas mucosas donde los patógenos pueden ingresar al cuerpo.

5. Mantener la distancia social: intenta mantener al menos un metro de distancia entre tú y otras personas, especialmente si están tosiendo o estornudando, ya que puede ayudar a minimizar el riesgo de exposición a contraer virus. Esta práctica puede ser importante en entornos públicos o en situaciones donde no hay una ventilación adecuada.

6. Limpia y desinfecta: regularmente limpia y desinfecta las superficies y objetos de uso frecuente, como puertas, teléfonos móviles y teclados.

7. Usa mascarilla: estas actúan como una barrera física para evitar que el virus entre en contacto con la boca y nariz. Este simple acto puede marcar una gran diferencia en la protección contra el resfriado y otros virus respiratorio. Es especialmente importante utilizar mascarillas en entornos concurridos, como transporte público o cualquier lugar donde el distanciamiento físico adecuado no sea factible.

8. Cubrirse al toser o estornudar: usa un pañuelo desechable para cubrir la boca y nariz al toser o estornudar, ya que esto ayuda a contener las gotas respiratorias del virus. En caso de no tener un pañuelo, es importante toser o estornudar en el antebrazo, en lugares de las manos, para evitar la transferencia de gérmenes a otras superficies y reducir el riesgo.

Has llegado al final de esta guía que te proporcionará los conocimientos básicos para identificar los resfriados y estar atento a los síntomas. Recuerda que la prevención es clave, y seguir las prácticas de higiene adecuadas, como lavarse las manos regularmente, usar mascarillas en entornos concurridos y mantener una distancia física cuando sea posible, puede marcar la diferencia.

 
foto
¿Te interesa saber más?

¡Contáctanos hoy para obtener asesoría personalizada y descubre cómo puedes fortalecer tu protección de salud!