telefono Lunes a Viernes
8am a 21pm
preguntas frecuentes
mail
whatsapp

contacto

contacto
¿Necesitas ayuda?

Ansiedad digital: Tips para no vivir sintiendo que me estoy perdiendo de algo

No me quedo offline | Consejos | 01 de junio de 2021

Te presentamos tips e ideas para reducir la llamada “ansiedad digital”.

Hay un concepto que se relaciona con una necesidad psicológica básica de las personas, el placer que sentimos por saber lo que va a suceder. Los investigadores lo llaman “neofilia”. “Neo” significa nuevo y “filia”, amor, lo que se traduce en “amor por lo nuevo”.

¿De dónde viene esta necesidad?

La investigadora Winifred Gallagher explica que nuestros cerebros están biológicamente preparados para la novedad, y que esta característica es justamente la que nos ha ayudado a sobrevivir a los grandes desafíos que como humanidad nos ha tocado enfrentar.

El problema es que esta búsqueda constante por la novedad puede ser un poco “abrumadora” en la era digital. Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp, LinkedIn, las noticias de internet y el email son oportunidades constantes para experimentar algo nuevo. Con tecnología, la novedad es la recompensa, y eso nos convierte en adictos a la novedad.

Uno de los mecanismos esenciales para entender por qué las redes sociales nos invitan a satisfacer de forma constante esta búsqueda por la novedad, son las notificaciones. Es por este sistema que las redes sociales y sistemas de búsqueda te avisan de aspectos que “aún” no sabíamos. Las notificaciones alimentan en los usuarios esa sensación de que está sucediendo algo que deberían saber, y los “invita” a interrumpir la actividad que estén realizando.

¿Cómo se traduce este impacto en la vida de los adolescentes?

Según diversos estudios, como el último informe del Royal Society for Public Health (RSPH) de Inglaterra, 4 de cada 5 jóvenes reconocen que las redes sociales empeoran sus sentimientos de ansiedad. Este fenómeno fue nombrado “FoMo” en inglés, que se traduce como “Miedo a Perderse Algo” (Fear of Missing Out), y ha crecido rápidamente en la cultura popular con el aumento del uso y popularidad de las redes sociales. Lamentablemente, diversas investigaciones han asociado este sentimiento con estados de ánimos más bajos y una menor satisfacción con la vida.

¿Por qué el “FoMo” afecta negativamente a los jóvenes?

Porque los obliga a enfocarse en lo que NO están haciendo, en vez de disfrutar lo que sí experimentan. Es imposible estar en todas partes, y el hecho que los adolescentes compartan fotos y videos de forma constante, alimenta en los usuarios esa sensación de que se están perdiendo de algo relevante o entretenido.

¿Qué podemos hacer para reducir esta sensación en los jóvenes? Cinco ideas.

1. Desactiva las notificaciones. La recomendación es desactivar todas las notificaciones de redes sociales y configurar para que solo te avisen solo algunas que puedas necesitar, como las de WhatsApp.

2. Mantén limpia la pantalla de inicio. Responde una pregunta sencilla: ¿utilizas aplicaciones, casi sin pensarlo, solo porque son lo primero que ves cuando desbloqueas tu teléfono? Si es así, te recomendamos limitar tu primera página de aplicaciones a solo herramientas como Mapas, la Cámara, el Calendario, Notas o Apps de viajes, si utilizas. Mueve el resto de las aplicaciones a la segunda o tercera pantalla y ponlas en carpetas.

3. Carga tu teléfono fuera de tu pieza. Lo primero para lograr este cometido es comprar un despertador, porque para muchos la principal excusa para tener el teléfono toda la noche en la pieza es que lo utilizan como despertador. Si haces esto, evitarás caer en el hábito de que el teléfono es lo último y primero que utilizamos al terminar y comenzar nuestro día.

4. Controla tu tiempo en línea, para que te puedas regular. Mide el tiempo que pasas online y te sorprenderás de todo lo que podrías hacer en esas horas. Para ponerte límites, puedes usar aplicaciones como Siempo, Thrive Away y Moment.

5. Si lo anterior no funciona, debes ser drástico: elimina las redes sociales de tu teléfono. Si efectivamente quieres estar menos pendiente del mundo digital, es por lejos la mejor opción. Una posibilidad es que accedas a las aplicaciones desde el navegador de tu teléfono o que los revises desde tu computador.

Artículo por Daniel Halpern.
PhD en Information and Communication Sciences. Profesor de la Facultad de Comunicaciones y del MBA en la Pontificia Universidad Católica de Chile, director del think tank TrenDigital y EducomLab.